En nuestro mini artículo llamado «Poliéster, un desastre para nuestros océanos», explicamos qué son las microfibras de plástico y cómo contaminan todas las vías fluviales naturales hasta acabar en los océanos. En el artículo de esta semana, te contamos cómo consumes estas fibras microscópicas de plástico (<5 mm) a diario.

 

El viaje de las microfibras de plástico

El problema comienza al fondo de la cadena alimentaria del océano. El plancton confunde fácilmente los microplásticos con alimentos e ingiriéndolos puede dañar su capacidad de comer algas, lo que les dificulta su supervivencia. Si las poblaciones de plancton disminuyen, los animales que comen plancton tendrán menos alimento, lo que disminuirá significativamente la vida marina en general. Una vez liberadas, las microfibras de plástico absorben contaminantes tóxicos en su camino. Cuando los peces ingieren estos microplásticos tóxicos, no sólo pasan los plásticos por la cadena alimentaria, también los productos químicos que transportan.

 

¿Buen provecho?

Como nosotros los humanos estamos en la cima de la cadena alimentaria, los microplásticos muchas veces terminan en nuestras barbacoas y en nuestros cuerpos. La parte más inquietante es que cada uno de nosotros introduce constantemente piezas microscópicas de plástico en nuestro cuerpo al comer animales marinos, como peces, ostras y cangrejos. Pero los microplásticos no están sólo en los océanos, están en todas partes. Un extenso estudio analizó un total de 24 marcas de cerveza alemanas para ver el contenido de microplásticos en ellas y todas estaban contaminadas. Además, estudios en los Estados Unidos han encontrado microplásticos en la mayoría de las muestras analizadas de agua corriente, sal marina y cervezas.

 

Una solución en la distancia

En conclusión, los microplásticos están en todas partes y se han convertido desafortunadamente en una parte de nuestra vida. Mirando hacia el futuro, no parece que disminuirán en número en el corto plazo, ya que una de las principales causas del problema son las prendas sintéticas como el poliéster y se producen más cada año. La única forma de frenar esta epidemia de microfibras plásticas en la ropa es mediante el uso colectivo de prendas de vestir hechas con tejidos naturales en lugar de los basados ​ en petróleo.

 

No te vayas, ¡Aún hay más!

Por qué usamos cáñamo

EL CÁÑAMO ES EL FUTURO   Cuando comparamos el cáñamo con el algodón y otros materiales, vemos que son casi todo ventajas. Es uno de esos materiales como el bambú, que son superiores a la mayoría en términos de sostenibilidad y de calidad.  Como sabéis, nuestro...

Deforestación y CO2

La pérdida de bosque tropical , alcanzó la escalofriante cifra de 29,7 millones de hectáreas en 2016 y 15,8 millones en 2017 Una imagen clara: Si el ritmo de deforestación en el Amazonas se mantiene,más del 50% de las especies forestales amazónicas cumplirán en las...

Por qué las grandes empresas de ropa no usan cáñamo ni bambú

  La ropa hecha con  cáñamo y bambú es muchísimo más sostenible y más saludable para tu piel que la que se hace con algodón.  Ya vimos en el artículo El Bambú y sus geniales propiedades todo lo que esta planta aporta al planeta y a las personas. Puede que te...

40% DISCOUNT, TIPS & NEWSLETTER ;)

Estamos en contacto ;)

40% DISCOUNT, TIPS & NEWSLETTER ;)

Estamos en contacto ;)

40% DISCOUNT, TIPS & NEWSLETTER ;)

Estamos en contacto ;)

40% DISCOUNT, TIPS & NEWSLETTER

:)

40% DISCOUNT, TIPS & NEWSLETTER

Estamos en contacto ;)